sábado, 15 de enero de 2011

Antes de dormir...

Quiero ver el futuro líquido morirse en mi ombligo, 
En una mirada perdida encontrarme tu alma, 
y retener en un gemido la sensación mas encarecida, 
la vibración mas profunda de mi cuerpo dispuesto. 
Quiero que le encontremos sentido a las frases silenciosas del espasmo momentanio del aliento. 
Quiero un segundo de nada mientras entrelazamos dedos con caderas, miradas con boca, lengua con piel.  

Quiero probar tu masculinidad con mi sed. 
Tu presencia con mi ferviente obseción de dibujarte eterno. 
Quiero que nos perdamos en la necesidad de ser...

Hala mi cabello,
grita mi nombre. 
Antes de dormir,
Sintámonos con razones para morir.  

...Dedicado a todo momento de desbordada pasión y amor

12 comentarios:

  1. M.A.D. (@m_a_d_d_e_m_o_n)5:05 a. m., enero 15, 2011

    Sexy!!! Hot hot hot... Me encanta!!! A mi si me dijeran algo asi al oido, me matan!!!

    ResponderEliminar
  2. Me es permisible confesar sin pudor, pero con respeto que estas palabras causaron una erección? No? Pues posteo en anónimo.

    ResponderEliminar
  3. lo leí varias veces. gracias por este regalo (lo voy a asumir como un regalo de cumple aunque no sea necesariamente para mi). :)

    ResponderEliminar
  4. Uff... uff...y uff

    -----
    y aparte:
    jaja... ese Manny esta kabron! jeje

    ResponderEliminar
  5. ¡Wow! Me encanta. Corto, pero apasionado y capaz de revolucionar los sentidos. Me gusta mucho leerte, no dejes de plasmar tu sentir. Cariños...

    ResponderEliminar
  6. Wow, nosé que decir ...Sólo que esto es lo que quisiera decirle a mi difunto esposo todas las noches, que esté aquí junto conmigo. Se me salen las lagrímas de tan hermoso desenfreno.

    ResponderEliminar
  7. Q bello..amor apasionado y profundo...uff!!

    ResponderEliminar
  8. me gusta!! ;) tentador y apasionado...

    ResponderEliminar
  9. Gracias a todos por leerme y disfrutarme. Lo importante es que le busquen la manera de disfrutarlos para su intimidad. Gracias

    ResponderEliminar

Comparte tus destilos conmigo

Lo que ustedes más han leído