lunes, 11 de octubre de 2010

A la distancia de mi

Cuerpo en la tierra que se confunde con la textura

y la dulzura del color moreno…

pávido, floreciente, amante piel en flor.

Despierta a sus soledades con suspiros

gemidos y carisias en un recuerdo.

En la palma de sus manos amasa los sueños

y los estruja contra su cintura con pasión.

Los mira como estrías en su piel

y desea con locura ser besada.

Mira al horizonte una sombra que

nace de los pesares de la maleza.

Se acerca a su estriada cintura,

la besa con irremediable ternura

mientras atraviesa su entrepierna

con lo cautivo de su alma.

Y despierta oliendo a la distancia

la presencia necesaria del amor fugaz.

[Estos pensamientos son cortos porque abundar en el deseo nos abruma del objeto deseado, al nivel, de perdernos…a la distancia de nosotros mismos]

4 comentarios:

  1. M.A.D. (@m_a_d_d_e_m_o_n )11:58 a. m., octubre 11, 2010

    Hay cleo, cleo, cleo... Estas que revientas de deseo... Jijijijicortito pero preciso!!!! Te quedo brutal! Tu solo nos alimentas los ojos con lo mejor en tu cosecha! ;)

    ResponderEliminar
  2. muy buen texto, veo que tu mente tiene un mar de ideas =D la mia tambien, solo que yo no puedo proyectarlas al publico, ya que me verian mas raro de lo normal jajajajaja un besote cleo preciosa

    ResponderEliminar
  3. "Y despierta oliendo a la distancia la presencia necesaria del amor fugaz."

    Me enamoré de esa frase.

    ResponderEliminar

Comparte tus destilos conmigo

Lo que ustedes más han leído